• AMANDA

POR QUÉ LOS MEDIOS NO INFORMAN CON IMPARCIALIDAD SOBRE LOS NIÑOS QUE CUESTIONAN EL GÉNERO

Actualizado: 13 oct 2021

“Giant mess”: Why the media won’t report fairly on gender-questioning kids – Genspect


Este resumen fue escrito por un padre de Genspect.


Muchas gracias a la periodista independiente Meghan Daum, del podcast Unspeakable, por dar al complejo tema de la mejor atención a los niños y jóvenes que cuestionan su género la atención que merece al presentar una serie de tres partes esta semana con la Dra. Laura Edwards-Leeper, la periodista Lisa Selin Davis y padres afectados. Escuche el primer episodio (entrevista con la Dra. Laura Edwards-Leeper) aquí y el segundo episodio (Edwards-Leeper y dos padres) aquí.

En el tercer y último episodio de Gender Nuance, una serie de tres partes organizada por el podcast Unspeakable, We Can't Know: Lisa Selin Davis On Getting Comfortable With The "Giant Mess" That Is The Current Gender Conversation,


Meghan Daum habló con la periodista Lisa Selin Davis sobre las fuerzas culturales y políticas que han desempeñado un papel en la prominencia del movimiento de género actual y por qué los medios de comunicación no han cubierto toda la historia.


Lisa es la autora de Tomboy, un libro sobre la evolución de los estereotipos de género, y ella misma es madre de un niño que no se ajusta al género. La pasión y el trabajo actual de Lisa se centran en dar cabida a los niños y a las personas no conformes con el género en nuestra cultura. Cree que no proporcionamos un entorno en el que puedan ser comprendidos y sentirse cómodos siendo ellos mismos sin facilitarles otra categoría asociada a la medicalización y que, además, ahora requiere que todos cambiemos nuestra comprensión y definición del sexo biológico.


¿Cómo hacemos un espacio para que estas personas genuinamente disconformes con el género se acepten a sí mismas y piensen: "Soy perfecto como soy y no hay nada malo en ello"?


Algunos niños piensan ahora que la pubertad es opcional. Tenemos que ser capaces de oponernos a ello sin que se nos considere odiosos.

-Lisa Selin Davis


A lo largo de la historia y en todas las culturas, siempre han existido personas que no se ajustan a su género, pero estas personas no negaban su sexo biológico ni su sexualidad. El concepto de identidad de género es, en realidad, bastante nuevo. En Occidente, algunas personas imponen sus ideas de identidad de género a otras e ignoran la conexión con la sexualidad.


Por ello, Lisa advirtió contra la narrativa de que las personas trans siempre han existido, diciendo que no debemos imponer nuestra comprensión actual del género, la identidad de género y la sexualidad al pasado. Este no es un argumento académicamente sólido.


Este concepto nos hace luchar contra lo que significa ser hombre y mujer e intenta controlar la forma de hablar de las personas. Nos pide que renunciemos a la realidad biológica de lo que son los hombres y las mujeres y a menudo conduce a la medicalización, lo cual es muy grave, ya que se desconocen los efectos a largo plazo de la supresión natural de la pubertad.


Dice Lisa: "Acabas teniendo que cambiar tu nombre y tu aspecto y tratando de controlar cómo se refiere a ti la gente cuando no estás. Realmente, es mucho más que 'sólo quiero ser yo'. Ahora es 'quiero que lo cambies todo para que pueda ser el yo que creo que soy'".


Meghan le preguntó a Lisa por qué era tan difícil hablar bien del género. Lisa explica baque ahora tenemos toda una generación con una comprensión diferente de lo que significa ser humano. Lo que escuchamos principalmente en los medios de comunicación es la narrativa de que los "niños trans" son identificables y requieren un tipo de tratamiento específico sin lugar para dudas.


Esa narrativa incluye la manipulación de la investigación a la hora de promover un resultado deseado y la supresión de la investigación que desacredita ese resultado y esa narrativa. Más allá de la narrativa, los niños son preparados y luego celebrados cuando salen del armario como "trans". Cuando alguien se da cuenta de que ha cometido un error (los que se desmarcan), se le somete a un terrible acoso. Y cualquiera que disienta o altere la narrativa también experimenta la censura.


Lisa relató entonces un artículo que escribió para el New York Times en 2017 en el que decía que apoyaba a los niños trans, pero que no creía que debiéramos asumir que los niños que no se ajustaban a las normas de género no podían ser de la categoría biológica en la que habían nacido. La reacción contra ella fue severa. Recibió amenazas y posibles difamaciones.


Luego, en 2018, Jesse Singal escribió un artículo matizado sobre el género para The Atlantic. La reacción fue tan intensa que Lisa cree que fue un punto de inflexión para cambiar la forma en que los medios de comunicación y las instituciones retrataban este tema. La misión de los medios de comunicación pasó de informar de la verdad o de varias versiones de la verdad o de verdades opuestas a promover la justicia social y proteger a los grupos marginados: ya no se trataba de periodismo.


Los medios de comunicación social y las cámaras de eco han contribuido a que muchas personas crean realmente en la idea de que estamos salvando vidas al afirmar a los niños sin cuestionar y que causamos daño a las personas trans si las sondeamos. La narrativa se convirtió en decir que las personas trans son las más marginadas del mundo y, que si no se hace todo lo que dicen, exactamente como lo quieren, se van a suicidar.


Así, se ha arraigado una narrativa según la cual debemos afirmar ciegamente y no hacer ningún tipo de exploración, que incluso intentar que alguien se sienta cómodo consigo mismo es "terapia de conversión".


Algunas personas, como la Dra. Laura Edwards-Leeper y otras que no están de acuerdo con esta narrativa, hablan con gran riesgo profesional, mientras que otras no lo hacen por miedo a perder sus puestos de trabajo y ser reemplazadas sólo por afirmadores.


Edwards Leeper confirmó en el segundo podcast de Meghan que la investigación no apoya esta afirmación de suicidio. Lisa ha hablado con padres, desistidores ,y detransicionistas a los que dijeron que los médicos y terapeutas dijeron, con los niños presentes, que si no se medicalizaban de inmediato, iban a suicidarse.


Sorprendentemente, algunas de las investigaciones sobre los bloqueadores de la pubertad y los estudios de salud mental que se citan a menudo en los medios de comunicación proceden de un conocido médico activista que ni siquiera trabaja con niños transexuales.


En los comentarios de los estudios, la gente refuta su metodología y señala que los estudios hacen afirmaciones descabelladas y no probadas. Muchos de los que trabajan con la población transgénero se niegan a ser asociados con él y lo consideran peligroso. Sin embargo, se ha convertido en el "experto en transexualidad" de los medios de comunicación de izquierdas. A la vez, esos mismos medios de comunicación de izquierdas no dan oportunidades a Edwards-Leeper, Erica Anderson, Marci Bowers y otras personas para que expresen también sus puntos de vista (de hecho, el New York Times le dijo a Anderson que su propuesta de artículo de opinión estaba "fuera de sus prioridades de cobertura en este momento", mientras que simultáneamente publicó varios artículos sobre el tema ese mismo mes).


Estos expertos creen que la investigación no respalda un enfoque universal de afirmación sin cuestionamiento y temen que la supresión de la verdad acabe siendo contraproducente y más peligrosa para quienes realmente se beneficiarían de la medicalización.


La misión de los medios de comunicación pasó de informar de la verdad, o de varias versiones de la verdad, o de verdades opuestas, a promover la justicia social y proteger a los grupos marginados: ya no se trataba de periodismo.

-Lisa Selin Davis


En este momento, en muchos lugares, sin ninguna motivación política, sino basándose únicamente en la investigación, están empezando a retirar o prohibir directamente estos tratamientos médicos para menores. Pero los medios de comunicación norteamericanos no informan de que Finlandia, Suecia y algunas partes de Australia están prohibiendo la medicalización de los menores. Estas importantes historias internacionales deberían ser reportadas en todas partes, pero no encajan con la narrativa y por lo tanto son ignoradas.


Mientras tanto, la Academia Americana de Pediatría está diciendo a los médicos que tienen que afirmar sin duda, a pesar de que la evidencia ha sido refutada. Los médicos están tratando los suicidios potenciales con hormonas cruzadas, a pesar de que la mayoría de la cohorte actual no es buena candidata para los medicamentos.


Lisa terminó la entrevista diciendo que tenemos que estar cómodos con el hecho de que esto es un "lío gigante". Mucha gente ha ganado poder y quiere controlar la forma en que pensamos sobre el género. Debemos resistirnos a ello. Debemos ser pensadores críticos, porque medicalizarse es muy grave. Algunos niños piensan ahora que la pubertad es opcional. Tenemos que ser capaces de oponernos a ello sin que se nos considere odiosos.


¿Por qué la reacción es tan enorme? Dijo Lisa: Porque no resiste el escrutinio. Sin embargo, es absolutamente imperativo que examinemos por qué estamos facilitando la medicalización de tantos jóvenes. Si no es así, tenemos que cambiar de rumbo, expresar nuestra disconformidad e incorporar las experiencias de los que se han desvinculado.


Lisa sostiene que la forma de conseguir que la historia sea correcta es que los medios de comunicación de izquierdas acepten que este asunto es complicado y requiere múltiples puntos de vista.


35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo