RESEÑA SOBRE EL LIBRO: SOBRE LA EXISTENCIA DEL SEXO, DE DE KAJSA EKIS EKMAN POR @ElitaGris03


Hilo sobre el libro de Kajsa Ekis Ekman, a modo de resumen y explicación sobre lo que señala sobre la nueva perspectiva de género y su impacto: https://twitter.com/ElitaGris03/status/1486771941717704706?s=20&t=uxrkhwKMArmPE9K4BDO8fQ


En primer lugar, la autora lo divide en tres partes, una por lo que define como cada capa de esta nueva ideología.

1. 71 géneros. Una revolución en marcha. 2. O niño o niña. De 71 géneros a 2. 3. El modelo del sexo único.


Parte 1. Hay 71 GÉNERO. UNA REVOLUCIÓN EN MARCHA

Se divide en las diferentes formas que ha usado esta ideología para dejar atrás el sexo para definir a los hombres y a las mujeres.

Mujer ya no es igual a cuerpo, así que hay que descubrir a qué es igual.


La primera corriente dice que es igual a... nada. El sexo y el género, da igual cuál, es igual a la voluntad individual y a los deseos de cada uno y, por tanto, indiscutible: Yo soy lo que digo que soy/lo que quiero ser y nadie puede rebatir eso.


Las "mujeres trans" y las mujeres se igualan totalmente, porque no es el cuerpo sino otra cosa lo que las hace ser. Bueno, las “mujeres trans” y las mujeres son lo mismo hasta que se necesitan grupos de apoyo para “mujeres trans”. En ese contexto, el igual de la ecuación se rompe y las mujeres no pertenecen a un colectivo propio, mientras que las “mujeres trans”, sí.


“Ahí donde las mujeres son consideradas como tales, lo son también quienes nacieron hombres, pero ahí donde quienes nacieron hombres son considerados tales, no lo son los que nacieron mujeres”. (Página 47).


Parte 2. De 71 géneros a 2. O niño o niña


El transgenerismo busca el ser hombre y mujer no en los órganos y células sexuales, sino en el cerebro, los genes y las hormonas.

Sin embargo y resumiendo: no hay hallazgos y las muestras están mal escogidas, son poco significativas y cualquier diferencia encontrada deriva de eso.


Parte 3. El modelo del sexo único.


Es la parte más compleja.

El transgenerismo dice que mujer es quien sea percibida como tal.


Esto, como argumentación, falla en 3 cosas:

  1. Es una definición circular. X es lo que se percibe como X.

  2. La idea de lo que es una mujer se ha construido sobre la misma idea de biología que se rechaza.

  3. La sociedad puede percibir a alguien como un hombre, pero eso no es necesariamente lo que un Estado debe considerar como tal y no puede guiarse por una masa indeterminada para tomar en consideración ese dato.

Además, estos teóricos se contradicen al argumentar que equivocarse de pronombres es una afrenta, así que la sociedad deja de ser quien juzga como hombre o mujer a quien tiene enfrente.


Todo esto nos lleva a ver las capas:


Capa 1

"En la primera capa se dice que todo el mundo es diferente, que uno puede ser lo que quiera, que nada puede ser bueno o malo. Hay pura y llanamente amor, tolerancia y respeto. Ser diferente es algo bueno.


Capa 2


En la segunda capa, hay que definir el sexo a través de todo un conjunto de estereotipos. El sexo es ahora una categoría psicológica con marcos fijos. Es cuestión de encajar en ellos, de ser normal, de no romper con los patrones de género.


El chico con vestido altera el orden, la chica con vestido, no. Si antes se quería quitar el vestido al niño con pene, ahora se quiere quitar el pene al niño con vestido. La consigna es la libertad, sí, pero la libertad de ser como los demás.


Se habla del derecho a ser diferentes... pero aquél que no encaja con los roles de género sufrirá el resto de su vida. Oímos hablar de uno mismo siendo otro.


Oímos decir que el modelo binario se tiene que eliminar... pero azul=niños y rosa=niñas.


Los órganos sexuales no tienen nada que ver con el género, pero aún así hay que reasignarlo para que pueda "concordar" con la identidad de género. El sexo ya no será definido por la biología... y aun así la identidad de género es biológica." (Páginas 129-130)


La segunda capa es sobre la recolocación de quien no se siente cómodo/a con su cuerpo ni las expectativas que este conlleva en la sociedad en un patrón médico para normalizar el origen de su malestar.


El discurso se mete en los cuerpos para cambiarlos y volver a crear lo que supuestamente rechaza: hombres y mujeres, porque si el sexo no existiera sería simple cuestión discursiva su cambio, sin pasar por la consulta del médico.

"Tenemos que expulsar el sexo de nuestra mente y a la vez conservarlo en nuestra memoria" (p. 130).

El discurso, sin embargo, alberga otra contradicción: realiza afirmaciones universales a la vez que se dice que por alguna razón afecta a menos del 1% de la población. No permiten rebatir, aunque afecta a una minoría que sienta cátedra para todo el mundo.


Su poder radica en que cuando se critica como teoría se invisibiliza y se acusa de estar atacando a las personas directamente, a su existencia, como si fueran sinónimos. ¿Por qué? Pues por lo que durante toda la segunda parte se nos explica: da mucho dinero y no hay que permitir preguntas.

El estudio de la situación en el libro es mucho más detallado, yo solo pondré un ejemplo y explicaré los puntos que da el libro:


Adolescente de 16 años, niña (porque han doblado en los últimos años a los niños en petición de asistencia en las clínicas de género), le dice a sus padres que es un niño. En algunos países, no seguirle la corriente inmediatamente supondría intervención de los servicios sociales.


El modelo de la mayoría de las clínicas de género en casi todos los países una vez se contacta con estos casos es el afirmativo: se acepta lo que dice el paciente y se le proponen tratamientos hormonales/bloqueadores de pubertad.


Empecemos con los bloqueadores:

se dice que son reversibles, pero no está probado porque lo que se usa es Lupron, que bloquea la parte del cerebro que se ocupa de segregar hormonas y que se usaba para cáncer de próstata.


No está probado para niños, adolescentes o mujeres (más allá de que se usaba para casos de endometriosis pero tenía más efectos adversos que beneficios). No se hizo el estudio del medicamento con esos fines, lo que impide que se hagan más estudios de seguimiento.


Si el medicamento no está pensado para x, cuando se usa para x, no se tiene obligación de seguir esos efectos. De esta manera, en ningún país se realiza un seguimiento de los efectos secundarios del uso para un grupo no estudiado previamente con una intención no planeada.


Sí que se sabe que, como su nombre indica, bloquean el desarrollo de la pubertad. Cualquier afirmación relacionada con que es posible pausar la pubertad y luego retomarla es infundada, aunque esté muy difundida.

Sí se conocen efectos secundarios pese a la falta de seguimiento. Entre ellos:

Infertilidad pues no se desarrolla el aparato reproductor, menor estatura que la media del sexo de nacimiento, osteoporosis grave, dependencia de hormonas de por vida porque los órganos que las producen de adulto no han madurado, retroceso en el desarrollo mental. Problemas dentales, cardíacos, bajada de deseo sexual, atrofia de los genitales en hombres, aumento de deseos suicidas, cansancio, fatigas, obesidad, diabetes, entre otras.


Fuente que prueban que supone un retroceso de desarrollo mental:

Frontiers | Brain Maturation, Cognition and Voice Pattern in a Gender Dysphoria Case under Pubertal Suppression | Human Neuroscience (frontiersin.org)


Uso de Lupron: Lupron, used to halt puberty in children, may cause lasting health problems (statnews.com)

Más sobre bloqueadores de pubertad: Efficacy and Safety of Gonadotropin-Releasing Hormone Agonist Treatment to Suppress Puberty in Gender Dysphoric Adolescents - PubMed (nih.gov)


Y eso, sin contar los efectos de tomar hormonas cruzadas, que se da a 9/10 adolescentes que empiezan el tratamiento con bloqueadores.

Esto sabiendo que el tratamiento cuesta varios miles de dólares al año entre bloqueadores y hormonas, necesarias de por vida después, se entiende mejor. Sin contar el precio de ponerse pechos, vaginoplastias, feminización de cara, (más)


Sin embargo, el informe de la Clínica Tavistock en Reino Unido demuestra que el 80% de los adolescentes con disforia de género pasan la etapa y dejan atrás la disforia sin tratamiento alguno.

Las masectomías, que en EE.UU se hacen a niñas de incluso 13 años, las histerectomías, faloplastias/metaidoplastia y demás, resultan un buen negocio

Recomiendo leer el caso de Keira Bell, conocido en todo el mundo porque hizo que el Tribunal Superior de UK reconociera que era un tratamiento experimental lo de los bloqueadores y lo prohibiese.


Keira Bell, la chica 'trans' arrepentida gana juicio sobre terapia hormonal - NIUS (niusdiario.es)

Después, trata sobre los cambios legales y lo que estos suponen. Desde las cárceles al deporte, la identificación es lo que parece prevalecer sobre el cuerpo a la hora de crear la segregación sexual.


Voy a ser rápida y a poner un ejemplo del libro: Transgender-Identifying Inmate Who Killed, Dismembered Ex-Girlfriend Wins Transfer to Women's Prison - Women Are Human

Hombre que asesina a su novia, la hace pedacitos junto con el perro de la chica, se masturba encima y es encarcelado. Ahora se declara mujer y va a una prisión de mujeres.

No es una excepción y el asunto es que los espacios masculinos se mantienen cerrados, pero los femeninos se hacen inclusivos. No son las cárceles de hombres las que validan identidades de hombres trans y se llenan todavía más de violadores.


No es el deporte masculino el que se ve invadido , es el femenino el que pone un límite de 10 nanogramos de testosterona en mililitro de sangre cuando una mujer normal rondan los 3.

Todo el mundo ve la realidad de por qué es esto, una pena tener que hacer un libro para decirlo.


Como resumen es un poco largo, así que hasta aquí, lo principal ya ha sido dicho y yo recomiendo comprarlo si se puede/quiere.