• AMANDA

PADRES EN FLORIDA DEMANDAN A LA ESCUELA POR OCULTAR LA IDENTIFICACIÓN TRANS DE SU HIJA


Esta es una traducción del artículo original de Genspect escrito por Mary Laval: BREAKING NEWS: Florida parents sue school for hiding child’s trans-identification – Genspect



El 18 de octubre de 2021, January Littlejohn y su marido presentaron una demanda contra la Junta Escolar del Condado de León (LCS) en el Tribunal Federal para el Distrito Norte de Florida con la ayuda de la Child & Parental Rights Campaign (Campaña de Derechos de los Niños y los Padres), un bufete de abogados no partidista y sin ánimo de lucro.

Los Littlejohn informaron al instituto Deerlake en agosto de 2020 sobre la confusión de género de su hija de 13 años, por la que estaba recibiendo asesoramiento. Dieron permiso para que se utilizara un apodo, pero para ningún otro tipo de transición social.

Durante el mes siguiente, sin que los Littlejohn lo supieran, la escuela procedió a llamar a su hija por los pronombres "ellos" o "ellas", a pedirle sus preferencias en el baño y a preguntarle si prefería dormir con los chicos en un viaje.

Cuando los Littlejohn pidieron más información del colegio, les dijeron que "por ley" sólo su hija podía autorizarles a averiguar más o a dar su opinión. La escuela no pudo dar ninguna verificación legal real para su postura, pero sí proporcionó los documentos que desarrollaron en secreto con su hija, un "Plan de apoyo a los estudiantes transgénero/no conformes", sin previo aviso ni aportación de los Littlejohn. Entre las numerosas directrices se incluía una nota en la que se indicaba que los Littlejohn no debían ser notificados en absoluto.

Tras preguntar por la base legal de tales acciones, el colegio entregó a los Littlejohn una copia de la Guía de Apoyo a Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales, No Conformes con el Género y con Cuestiones de Género de la LCS, que dice lo siguiente:


"1) no se informará a los padres cuando sus hijos anuncien que se identifican como transgénero;

2) los niños que expresen confusión de género podrán elegir el baño que utilizarán y los padres no serán notificados de tales decisiones por sus propios hijos; y

3) los niños tienen el derecho legalmente protegido de ocultar a sus padres la información relativa a su identidad de género y las medidas adoptadas por el distrito para afirmar dicha identidad."

Mi esposo y yo le dimos a nuestro distrito múltiples oportunidades para rectificar la violación de los derechos de los padres que ocurrió con nuestra familia. Esta demanda es fundamentalmente sobre si los padres tienen el derecho de dirigir la educación y la crianza de sus hijos, así como dirigir las decisiones médicas / de salud mental de sus hijos.

Estas directrices son un asalto a los derechos de los padres y no sólo se han adoptado y seguido aquí en el condado de León, sino en todo el estado de Florida y la mayor parte del país.
Excluir a los padres de estas reuniones con sus hijos menores y mantenerlas en secreto envía el mensaje a los niños de que los padres son el enemigo y que la opinión y la autoridad de sus padres ya no son importantes. Esto es increíblemente perjudicial para la relación entre padres e hijos.
Las autoridades educativas afirman que necesitan proteger a los niños de sus padres. Pero la realidad es que yo necesitaba proteger a mi hijo de la escuela y de la ideología de género y el enfoque de tratamiento de afirmación que le impusieron. La escuela me quitó la posibilidad de hacerlo".
-January Littlejohn

Los Littlejohn pidieron que esta guía fuera anulada inmediatamente y sustituida por una nueva política que permitiera la notificación a los padres; la escuela se negó.

Por lo tanto, los Littlejohn han presentado esta demanda federal "afirmando que LCS violó sus derechos parentales bajo las constituciones de Estados Unidos y Florida". También alegan que las acciones continuas de LCS han violado la Declaración de Derechos de los Padres de Florida, recientemente promulgada para prevenir abusos como estos".

En julio de 2021, Florida promulgó la HB 241, Declaración de Derechos de los Padres, que permite a los padres la primacía en la "educación, crianza y atención médica de sus hijos menores". Sin embargo, está claro que LCS no ha cambiado su política, de ahí la necesidad de esta demanda.

Como declaró la abogada de los Littlejohn, Vernadette Broyles, en este artículo:

"Quiero ser muy clara sobre esto... [Afirmar la identidad de género discordante de un niño es una decisión médica y de salud mental importante que afecta al bienestar de los niños y que puede tener consecuencias de por vida. Afirmar la identidad discordante de un niño es una decisión de tratamiento para un problema de salud mental complejo, que las escuelas no están capacitadas para tomar. Los padres deben participar inmediatamente en este tipo de decisiones. Este caso trata de establecer cuál es la postura legítima de los padres a la hora de esas decisiones para poder proteger a los niños."

-Vernadette Broyles


15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo