NADIE ME DIJO NADA DE LO QUE TE VOY A CONTAR AHORA


Esta es la traducción del hilo de TullipR, hombre destransicionador:

https://twitter.com/TullipR/status/1536422533230206976?s=20&t=TOvDWk1P678FbBsYpIMAMw


Quiero contarle a todo el mundo lo que nos quitaron, lo que significa que realmente sea irreversible y cómo es esa realidad para nosotros.


Nadie me dijo nada de lo que voy a contar ahora.

No tengo ninguna sensación en la región de la entrepierna.


No tengo ninguna sensación en la región de la entrepierna.

Podrías clavarme un cuchillo y no lo sabría. Toda la zona está adormecida, como si estuviera en shock y no pudiera comprender lo que pasó, incluso 4 años después.


Me rompí una sutra a los 4 días de la recuperación, me prometieron solucionarlo, les rogué por correo electrónico que lo arreglaran, pero me despreciaron.


Años más tarde, tengo lo que parece un trozo de carne que falta junto a mi neovagina, parece literalmente que alguien me ha hackeado.

Aun así no lo arreglarán


Nadie me dijo que la zona de la base de tu pene se queda, no se puede quitar - lo que significa que te quedas con un muñón literalmente dentro que se mueve. Cuando tomas testosterona y tu libido vuelve, te levantas con “madera matutina”, pero sin el árbol. Ojalá fuera una broma.

Nadie me dijo que la zona de la base de tu pene se queda, no se puede quitar

Y si tomas testosterona después del postoperatorio, corres el riesgo de que te salga vello interno en la neovagina. ¿Imaginas lidiar con el crecimiento del vello interno después de todo?


Qué elección... estar sano con testosterona y ser un bicho raro, o seguir siendo un eunuco sin sexo.


Y eso es algo que nunca volverá y una de las razones por las que me operé.

Mi deseo sexual murió a los 6 meses de la terapia de reemplazo hormonal y en ese momento me alegré de haberme librado de él, pero ahora, 10 años después, me doy cuenta de lo que me estoy perdiendo y de lo que no voy a recuperar.

Mi deseo sexual murió a los 6 meses de la terapia de reemplazo hormonal

Porque, incluso si tuviera un deseo sexual, mi neo vagina es tan estrecha y pequeña, que ni siquiera sería capaz de tener sexo si quisiera.


Y cuando uso un pequeño dilatador, tengo focos de sensación aleatorios que sólo parecen recoger el dolor, en lugar del placer.


Todo el placer que obtengo proviene de la próstata que fue desplazada hacia adelante y envuelta en glándulas del pene, lo que significa que el sexo anal no es posible sin arriesgarme a un daño mayor.


Luego están los sueños. Sueño a menudo, que tengo los tipos de genitales. En el sueño me angustia tener los dos, “¿por qué los dos?” pienso. Me digo a mí mismo “despierta” porque sé que es sólo un sueño.

Y me despierto en una pesadilla viviente.


En esos momentos de amnesia al despertar, me llevo la mano a la zona de la entrepierna esperando algo que estuvo ahí durante 3 décadas, y no está.

El corazón me da un vuelco, cada maldita vez.


Luego está el acto de ir al baño. Tardo unos 10 minutos en vaciar la vejiga, es extremadamente lento, doloroso y, como gotea por mucho que me relaje, se extiende por toda la zona, dejándome empapado.

Tardo unos 10 minutos en vaciar la vejiga, es extremadamente lento, doloroso y, como gotea por mucho que me relaje, se extiende por toda la zona, dejándome empapado.

Así que, después de limpiarme, me encuentro con que mi ropa interior está mojada, y por mucho que me limpie, gotea lentamente durante casi una hora.

Nunca supe que a los 35 años correría el riesgo de oler a orina por todas partes.

Ahora llego al punto en el que he destransicionado y estoy empezando a comprender que esto es permanente.


Durante la transición, estaba obsesionado y profundamente enfermo. No puedo creer que se les permitiera hacerme esto, incluso después de todas las banderas rojas.


Ni siquiera me preguntaron si quería congelar el esperma o si quería tener hijos. En mi estado obsesivo y profundamente enfermo, se limitaron a asentir con la cabeza y no me contaron la realidad, cómo sería mi vida.


Y, por último, está la dilatación, que es como una especie de ceremonia demoníaca en la que te empalas a ti mismo durante 20 agónicos minutos para recordarte tu propia estupidez.


Esto no es ni la mitad. Y esto tampoco es arrepentimiento, sino pena y rabia.


Que se vayan a la mierda todos los que dejaron que esto pasara.

Cuando perdí 1600ml de sangre durante la cirugía, tardé días en conseguir una transfusión de sangre. La cirugía duró 3 horas más.


Se burlaron de la pérdida de sangre, también.