• AMANDA

GUÍA PARA PADRES Y MADRES CRÍTICOS CON EL GÉNERO

Actualizado: 15 sept 2021


Esta es una traducción del artículo original: The Gender Critical Parent’s Guide to Trans: (Mis)Behaviors - by Pitt - Pitt’s Newsletter (substack.com)


Una de las cosas más difíciles de criar a un niño o adolescente que cuestiona su género hoy en día es la asimetría de información. Una vez que un niño o una niña se auto diagnostica, cortesía de la gran tecnología, tiene acceso a todo el mundo de la ideología transgénero, con su aparentemente interminable flujo de videos, artículos y personas influyentes en las redes sociales. Estos recursos les muestran exactamente cómo actuar, qué decir y cómo avanzar (o hacer avanzar a sus padres) en el tratamiento y la medicalización de sus enfermedades auto diagnosticadas.


Los padres, por otro lado, suelen estar mucho menos informados sobre la ideología de género y son mucho menos conocedores de la tecnología …. Después de todo, fuimos testigos de primera mano de la evolución de la tecnología y cómo ha transformado por completo la sociedad. Pero nos engañamos a nosotros mismos si pensamos que, en conjunto, tenemos la misma alfabetización tecnológica que nuestros hijos. Nacieron en eso. No han conocido nada más. Nos enorgullecemos de ponernos un traje de neopreno y nadar en el océano; nuestros hijos son los delfines que nos miran con perplejidad mientras chapoteamos.


Si vuestro hijo o hija ha decidido que es hora de avanzar a toda máquina por el camino trans, probablemente os sintáis superados y tal vez incluso os preguntéis si sois o no unos tránsfobos por siquiera pensar que esta carrera hacia la finalidad de la identidad es inapropiada.


No hay una salida fácil aquí. O te arrollarán y posiblemente someteréis a vuestro hija/hijo o a una vida de medicalización y sufrimiento, o seréis los adultos y haréis las preguntas difíciles que permitan a la niña/niño experimentar el trabajo difícil, pero gratificante, de ir formando su identidad como persona sin soluciones tangenciales.


Durante nuestro viaje con nuestro hijo , mi esposo y yo hemos observado comportamientos que tu también puede que encuentres. Esperamos que estos consejos te ayuden a guiar a tu hija/hijo durante la adolescencia


Recuerda: eres el progenitor . Y a veces hay que decir que no.


1. Fotos familiares: por el agujero de la memoria


Muchos niños que están explorando una identidad trans quieren borrar su pasado con la creencia de que les facilitará la adopción de un nuevo yo. Esta noción fundamentalmente defectuosa asume que la transformación requiere destrucción.


Esta creencia de "todo o nada" es bastante común en los adolescentes. Es normal querer aliviar la angustia de vuestra hija/hijo, pero no os sintáis tentados de permitir este intento de borrarlo. Las fotos familiares pertenecen a la familia, no solo a la niña/niño que atraviesa un período de incertidumbre. Recordadle amablemente que las fotos son recuerdos compartidos y que ninguna persona puede decirle al resto de la familia lo que debe recordarse. Además, si se vuelven trans en algún momento, fue un viaje, e intentar negar parte del viaje es negar la plenitud del yo.



2. Pronombres: mirando fijamente al estanque de Narciso


A menudo, los niños con incongruencia de género os pedirán que uséis diferentes pronombres en el hogar. Se ha escrito mucho sobre por qué esto es problemático, y puede leer más aquí, aquí y aquí. Explícale que pedirle a otros que usen un pronombre diferente es incómodo e impositivo. Como padres, debéis concentraros en ayudarle a desarrollar resiliencia y confianza en sí mismo. Enseñadle que si no puede ser feliz a menos que el mundo exterior esté de acuerdo con su visión del mundo, nunca será feliz.



3. Juegos de nombres: Gracias por la sugerencia, mamá y papá


¿Sabes qué? Odiar tu nombre de pila no es infrecuente. Seguramente todos hemos conocido a personas que han elegido usar un segundo nombre o algún otro nombre durante al menos una parte de sus vidas. Si vuestro hijo prefiere un apodo o alguna otra versión de su nombre de pila, ¿importa? Esto puede ser complicado: ¿es un desarrollo normal y saludable del yo, o es solo otra faceta del fenómeno de borrado?


4. La trampa de la afirmación


Los niños que buscan una identidad a menudo quieren una afirmación inmediata. No afirmarlo de inmediato, está etiquetado como transfóbico. Peor aún, se les dice a los padres que si no afirman de inmediato, podrían dañar psicológicamente a su hija/hijo y hacer que cometa actos de autolesión.


Si bien debemos afirmar que la experiencia vivida por una persona es real y significativa, no debemos caer en la trampa de afirmar todas las creencias efímeras sobre uno mismo. Nosotros, como seres humanos, estamos destinados a evolucionar a lo largo de nuestras vidas. Ayudad a vuestra hija/ hijo a aprender a comprender que nuestra auto conceptualización es cambiante, y que la afirmación instintiva puede provocar rigidez y sufrimiento.



5. Cross Dressing


Una cosa que se les dice a los niños on-line es que el travestismo aliviará la disforia. Sin embargo, para los niños que se identifican como trans, el travestismo es parte de la transición social que puede solidificar una identidad trans y conducir a la medicalización con bastante rapidez. Si permite que su hijo se vista de forma cruzada y recibe comentarios positivos de sus compañeros y las escuelas que se esfuerzan tanto para parecer “inclusivas”, es posible que el niño se sienta naturalmente inclinado a buscar los siguientes pasos. Recuérdaselo a vuestros hijos que el cambio de género no es especialmente nuevo (ver rockers de los 80 por poner un ejemplo) y ayudadles a explorar las causas fundamentales de su malestar con sus cuerpos.



6. (Malos) comportamientos


Junto con el travestismo , los niños pueden querer intentar cambiar sus cuerpos. Si bien algunos afirman que tales comportamientos son inofensivos, vendarte los senos o usar senos postizos pueden tener repercusiones. Vendarte los senos (breast binding en inglés) restringe la respiración, daña el tejido mamario e incluso puede romper las costillas. Las mamas postizas son simplemente un paso más hacia la medicalización. Si un niño se siente aceptado con estos comportamientos y depende de la aprobación externa, seguirá avanzando por el camino de la medicalización.



7. Amenazas de autolesión


Las guías de "autoayuda " on-line alientan a los niños con incongruencia de género a mantener la carta de suicidio bajo la manga. Si mamá y papá no capitulan rápidamente y se suben al tren de la afirmación, se les dice a los niños que hablar sobre autolesiones llamará su atención.


Aquí hay una buena noticia: el suicidio es la amenaza más exagerada y la más refutada, afortunadamente. Hablad con vuestros hijos de los hechos puros y duros : la tasa de suicidio de los adolescentes que se identifican como trans no mejora con la transición médica y quirúrgica. Es algo difícil de escuchar cuando se les dice que la transición es la salvación, pero las personas identificadas como trans tienen algunas de las tasas más altas de comorbilidades psicológicas y tasas de suicidio. Si creéis que vuestra hija/ hijo está realmente contemplando el suicidio , llamad a urgencias o a un teléfono de emergencia


8. ¿Podemos probar esto en casa?


Tal vez vuestra hija/hijo no está listo para asumir una identidad trans en el mundo en general. Algunos preferirían "probar” su nueva identidad en casa pero mantener su sexo de nacimiento fuera del hogar. Es posible que os sintáis aliviados de que se sienta lo suficientemente seguro con vosotros como para preguntar esto, pero no amplifiquéis la disonancia cognitiva. Aún más importante, no seáis el puente hacia los otros miembros de la familia del niño, como los abuelos. Aprender a presentarse al mundo es una habilidad fundamental para la vida. Ayudadle a desarrollar una imagen de sí mismo coherente y saludable.



9. Depresión y aislamiento


Muchos de estos niños tienen depresión y ansiedad subyacentes que pueden manifestarse como un aislamiento de sus amigos y familiares. Pueden creer que la transición aliviará estos síntomas, pero la incómoda realidad es que la transición social, médica y quirúrgica probablemente no ayudará a vuestro hijo. Es como

hacer un Cambio cosmético pero no ir a la raíz del problema.


Ayudad a vuestros hijos a descubrir actividades al aire libre, cread oportunidades en la vida real y mantenerles alejados de las clínicas de género y los terapeutas de afirmación. Lamentablemente, nuestro actual complejo médico-industrial no tiene ningún incentivo para explorar la causa subyacente de esta angustia que sufren nuestros hijos.



10. Sexualidad o falta de ella


Uno de los pilares de la ideología de género es la noción de que la identidad de género es un sentimiento interno ajeno a la sexualidad. A los niños, a menudo sin ninguna experiencia sexual, se les enseña a combinar la identidad de género y el sexo, se les dice que la "preferencia genital" es transfóbica y que la "atracción de género" es la forma educada de hablar sobre la sexualidad.


Estos mensajes se aprovechan de la homofobia internalizada y se remontan a la década de 1950, cuando los homosexuales eran castigados mediante la medicalización. Enseñadle a vuestra hija/hijo sobre la homofobia, la homofobia internalizada y la historia de la terapia de conversión / castigos a gays y lesbianas.


Recordad: vosotros sois los adultos vuestra hija/ hijo se está enfrentando a preguntas difíciles sobre su identidad. Pueden ser homosexuales o no conformes con su género y, de hecho, algunos de ellos pueden sufrir una disforia grave que necesita apoyo mental o médico. Como padres , vuestro trabajo es guiarlos a través de las difíciles aguas de la adolescencia y llevarlos a salvo a las orillas de la edad adulta.


La ciencia nos dice que la corteza frontal no está completamente desarrollada hasta mediados o finales de los veinte. En todos los demás aspectos de la vida, esto está bien reconocido y está integrado en nuestros sistemas sanitarios, financieros y sociales. Intente suscribirse a un contrato de telefonía móvil a los 17 años y se le recordará este hecho. Usted, como adulto en la habitación, tiene la corteza frontal completamente desarrollada y los poderes de razonamiento que la acompañan. Usadlos.


A nuestro propio hijo le dijimos temprano, y con frecuencia, “no hay nada que hacer ahora, solo sé”. No fue fácil, pero funcionó. La necesidad de nuestro hijo de identificarse como trans disminuyó a medida que se sentía más cómodo en su cuerpo y mente.



Autor: Emily Gordon es madre, esposa, amante de la naturaleza y médica. Su hijo se identificó como trans durante aproximadamente un año y medio antes de comenzar a aceptar su cuerpo y su sexualidad.