• AMANDA

GUÍA PARA PADRES DE NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES CON DIVERSIDAD DE GÉNERO

Esta breve guía está dirigida a los padres de niños con diversidad de género. Su objetivo es ayudar a las familias a ayudarse a sí mismas.


Es una traducción de la original de Genspect: Guidance – Genspect


COMUNICACIÓN


Al tratar de apoyar al niño, quizá el enfoque más importante sea intentar mejorar la comunicación efectiva dentro de la dinámica familiar. Esto incluye la escucha activa, mediante la cual los padres se involucran plenamente con un enfoque positivo y atento para escuchar profundamente mientras el niño habla.


Puede ser útil parafrasear y reflejar lo que tu hija o hijo te está diciendo, quizás con preguntas como "Entonces, si te estoy oyendo bien, ¿estás diciendo que eres trans y que siempre has sido trans?" o "Puede que me equivoque, así que corrígeme si lo hago, pero ¿estás diciendo que quieres someterte a una medicalización completa lo antes posible?". Es más útil abstenerse de juzgar y aconsejar y, en cambio, centrarse en escuchar atentamente lo que el niño está tratando de comunicar. A veces nuestras palabras no son una representación exacta de nuestros sentimientos; los padres deben ser conscientes de ello mientras su hija o hijo habla.


Escuchar con atención y sin juzgares muy difícil, sobre todo si las palabras que se dicen son chocantes, y sobre todo si tu, como madre, sabes mucho más (o mucho menos) que tu hija o hijo sobre ese tema. Sin embargo, hay un momento para escuchar y otro para hablar: y en este contexto, el manejo de los tiempos es extremadamente importante. Si tu hija o hijo te está contando algo que le parece muy importante y significativo y que comunica de alguna manera metafórica cómo se ve a sí mismo y quién es, es increíblemente descorazonador que se desestime o se pase por alto. Es mucho más valioso si los padres pueden mostrar que están muy centrados en lo que el niño está diciendo en este momento crucial.


Mantén abiertas las vías de comunicación: es una forma clave de que su hija o hijo se acerque a ti. Así que si tu hija o hijo tiende a confiar en ti cuando estás en el coche, o a última hora de la noche cuando le visitas en su habitación, o incluso a través de la mensajería online, asegúrate de ser receptivo.


Si consigues mantener las líneas de comunicación abiertas, algún día tendrás la oportunidad de decir lo que piensas; pero al principio es más útil entender bien lo que le pasa exactamente a tu hija o hijo. Mostrar curiosidad de forma cariñosa y compasiva permite al niño confiar en que puede hablar contigo sobre este tema.


Puede ser importante que no abrumes a tu hija o hijo con consejos o información cuando se siente vulnerable y está tratando de encontrarse a sí mismo; a veces puede ser más útil "mostrar" que te interesas en lugar de "decir".


Muchos adolescentes utilizan un guion preparado de antemano cuando salen del armario como trans, lo que puede parecer una forma de entender su personalidad falsa y bastante superficial. Sin embargo, el adolescente lo siente como un acontecimiento profundamente importante. Indignarte por esta aparente falsedad no es la respuesta adecuada al grito angustioso que está dando tu hija o hijo desde lo más profundo de su ser. Recomendamos a los padres que hablen desde el corazón y den una respuesta genuina pero matizada y pidan tiempo para poder aprender más. Por ejemplo, podrían decir: "Entiendo que esto es increíblemente importante para ti, pero a mi me ha pillado totalmente de improviso, así que voy a centrarme en tratar de entenderlo bien en lugar de decirte lo que pienso todavía".



DIFERENTES CREENCIAS


Algunas personas creen en el concepto de la teoría de la identidad de género. Esta teoría sugiere que todo el mundo tiene un género en su interior, parecido a un alma, que tal vez sea masculino, femenino, no binario o algún otro género, y que los cuerpos de algunas personas no coinciden con su sentido de identidad de género. Las personas que creen en la teoría de la identidad de género suelen creer que la transición médica es la mejor manera de aliviar el malestar relacionado con el género.


Otras personas creen en un enfoque más evolutivo, según el cual nacemos dentro de nuestro cuerpo, con órganos reproductores que producen hormonas como el estrógeno y la testosterona que se combinan con otros aspectos de nuestra psique para dar forma a nuestro comportamiento. La disforia de género es una condición que se manifiesta como la angustia que siente una persona cuando no se siente a gusto con aspectos de su sentido del yo y los roles de género que percibe que la sociedad espera de ella. Las personas que creen en el modelo evolutivo suelen considerar que, aunque la transición médica puede aliviar la angustia, no siempre lo hace, por lo que un enfoque holístico puede ser más apropiado para un joven que aún no se ha convertido en un adulto plenamente funcional.


No es útil entablar discusiones muy politizadassobre si las mujeres trans son mujeres u otros temas similares, ya que esto puede provocar más conflictos en la familia durante un momento ya tenso; en su lugar, es más útil centrarse en tu comprensión personal de tu hija o hijo y encontrar áreas en las que puedas estar de acuerdo.


ENTIENDE EL LENGUAJE


Es importante que los padres se tomen el tiempo necesario para aprender el lenguaje, la terminología y las siglas, que cambian rápidamente, para que no se conviertan en un obstáculo superficial a la hora de comunicarse con su hija o hijo durante este difícil periodo. Aprender la jerga le permite seguir el ritmo de su hija o hijo, o incluso superarlo. Dar al niño la posición de ser "el experto en trans" no es útil; es más valioso que los padres sean los expertos en este tema complejo y poco investigado.


Es importante enmarcar el lenguaje para ayudar al niño a entenderse a sí mismo y al mundo. La teoría queer pretende subvertir la dinámica del poder mediante la modificación - "queering"- de nuestro lenguaje. Tu hija o hijo puede obsesionarse con el lenguaje y es útil que los padres no se dejen obsesionar de la misma manera. Esto es muy difícil, y puede que necesites más apoyo en este sentido.



APRENDE TODO LO QUE PUEDAS


Los padres deben informarse a fondo sobre este tema. Algunos padres se lanzan a leer todo lo que pueden sobre el tema, mientras que otros prefieren enterrar la cabeza en la arena. Intenta encontrar un buen equilibrio.


Si se hace creer al niño que es el experto, creerá que puede hacer que los padres estén de acuerdo con todo lo que "sabe". Los adolescentes suelen creer que saben más de lo que saben, y no es útil permitirles vivir en un peligroso “paraíso de los tontos”. Por eso los padres deben leer la escasa evidencia científica disponible. He aquí algunos ejemplos de temas sobre los que pueden informarse:


- La realidad de los bloqueadores de la pubertad (ver aquí)

- El papel del colegio (ver la Guía para colegios de Genspect)

- El riesgo de suicidio (ver la sección más abajo)


Para apoyar a su hija o hijo de forma correcta y adecuada, debe ser capaz de proporcionarle evidencia científica de la más alta calidad. Igual de importante es ser consciente de que hay mucha más evidencia de baja calidad y sesgada; esto supone un serio desafío para la capacidad de los niños de tener un punto de vista informado, especialmente cuando gran parte de su contenido se encuentra en línea y se basa en evidencia de baja calidad y en encuestas en línea.


Le recomendamos que elija otros contenidos de nuestra sección de recursos en línea para ayudarle a obtener una perspectiva más amplia sobre este tema.



COMORBILIDAD


La identificación trans está relacionada con una variedad de otras condiciones y problemas, y es importante que entiendas cómo estas conexiones pueden influir en el comportamiento de tu hija o hijo. En particular, debes conocer los vínculos entre la trans-identificación y:


- Ciertas condiciones neurológicas como el TEA, el TDAH y el TOC (ver aquí)

- Problemas de salud mental como, la psicosis y la depresión (ver aquíy aquí)

- Trastornos como la psicopatología, los trastornos del estado de ánimo y los trastornos de ansiedad (ver aquí y aquí).


Este artículo científico de la Dra. Lisa Littman destaca muchas de las comorbilidades anteriores, así como el papel de los trastornos de la alimentación, el trauma, el acoso y las autolesiones. También puede encontrar más información sobre las comorbilidades en Stats For Gender.



SUICIDIO Y TENDENCIAS SUICIDAS


Aunque todos los suicidios son una tragedia, y la tendencia suicida debe tratarse con cautela, a menudo se exagera el riesgo de suicidio en el contexto del malestar relacionado con el género. Las pruebas de mejor calidad proceden de un reciente informe de las autoridades gubernamentales suecas, que lo sitúan en un 0,6%, cifra inferior a la de muchas enfermedades mentales y otros factores: