EPISODIO HACIA EL DESISTIMIENTO: CONVERSACION ENTRE MADRE E HIJA (1/4)

Actualizado: 7 mar


Esta es la transcripción traducida del podcast de PEC (Partners for Ethical Care):

Podcast | Partners for Ethical (partnersforethicalcare.com)


Episodio 21. Camino hacia el desistimiento


Conversación entre una madre y su hija Parte 1 de 4


De camino a la peluquería empecé a hacer preguntas a mi hija sobre su disforia de género. Empecé preguntando ¿Qué tal está tu salud mental estos días?

Hija: bien, nunca estoy triste, así que todo está bien.


Madre: hay muchas más cosas relacionadas con la salud mental que sentirse triste. ¿Cómo te sientes con tu cuerpo?

Hija: me da igual mi cuerpo.


Madre: pero pensaba que tenías dismorfia. Y disforia significa que estás infeliz con algo en tu cuerpo.

Hija: bueno, no me gustan "estas".


Madre: ¿qué pasa con tus pechos?

Hija: me molestan. Si tuviera un binder sería mucho mejor.


En esos momentos fue cuando mi voz comenzó a ser más alta y sonora..


Madre: pero un binder es como un sujetador muy muy ajustado. Yo tengo pechos y estoy segura de que cuando llevo un sujetador que está muy justo, me molestan aún más mis pechos que si no tuviera un sujetador así que, si tu problema es que estás incómoda con tu pecho, la solución no será ponerte una pieza de ropa incluso más incómoda. No tiene lógica, a menos que la incomodidad sea un problema mental, y si fuera un problema mental , aún tendríamos que ver esto como un problema de salud mental.


Hija: pensaba que habías dicho que podría tener un binder cuando tuviera 15.

Madre: no dije eso. Lo que dije es que podríamos ir donde el doctor para saber cuándo estabas completamente desarrollada, y cuando el doctor dijese que ya estabas completamente desarrollada, solo entonces podríamos hablar sobre comprar un binder que fuera de tu talla.


La madre dice que eso no le gustó para nada.


Madre: mira, si quisieras un sujetador push up, no lo compraría tampoco. Los sujetadores que son muy justos pueden dañar el tejido de los pechos. Eso deja tus pechos como colgajos, demasiado pronto en tu vida y, posiblemente, causando cáncer de pecho, y si tú piensas que los pechos grandes son incómodos, no tienes ni idea, porque los pechos colgando, lo son el doble. He llevado sujetadores que eran demasiado justos cuando era adolescente y me arrepiento. Así que no voy a permitir que cometas el mismo error que yo hice, porque si sabes más, haces más.


Justo aquí es cuando empecé a chillar a pesar de mi muy profundo deseo de mantenerme tranquila, serena, sosegada.


No fue uno de mis mejores momentos, pero ¿qué puedo decir? Soy humana. ¡Estoy tan enfadada y angustiada con esta moda!


El cien por cien de tus amigas ahora se identifican como chicos. ¿Qué hay de malo en ser una mujer? En realidad, ¿sabes lo qué es? Que vivimos en esta sociedad misógina ¿sabes lo qué es misoginia?

Hija: Sí


Madre: Cuando di a luz a una hija, estaba feliz y emocionada de criar a una mujer fuerte y poderosa que pudiera hacer todo lo que quisiera en esta vida, todo lo que un hombre pudiera hacer y más. Cuando naciste siendo una mujer, naciste dentro de un grupo minoritario. Igual que siendo puertorriqueña, no puedes cambiar tu cultura o herencia más de lo que puedes cambiar tu sexo, y cuando naciste mujer, naciste con la responsabilidad de defender, apoyar a todas las mujeres y chicas y hacer este mundo un lugar mejor para nosotras, las mujeres.


No puedes cambiar tu cultura o herencia más de lo que puedes cambiar tu sexo, y cuando naciste mujer, naciste con la responsabilidad de defender, apoyar a todas las mujeres y chicas y hacer este mundo un lugar mejor para nosotras, las mujeres.

Si tú rechazas el hecho de ser una mujer, no estás defendiendo, apoyando los derechos de las mujeres. Pienso que es triste que tú prefieras ser la mitad de un hombre gilipollas que una mujer masculina empoderada. Para mí es como haber nacido negra y decir: "¿sabes qué? es demasiado duro ser negra, soy blanca ahora", no es la realidad.


Tú naciste siendo una mujer latina y tienes responsabilidades para defender, apoyar y ser un modelo a seguir como mujer empoderada. Ahora mismo estoy embarazada de una niña y quiero que tú seas un ejemplo de mujer empoderada para tu hermana y que te vea como ejemplo a seguir.

Las mujeres pueden hacer lo que un hombre puede hacer, pueden vestirse de la forma que quieran y ser quienes quieran ser. Así que ¿por qué no ser una mujer? y ser un modelo a seguir para otras mujeres que luchan por lo difícil que es ser mujer en este mundo de hoy misógino.


Las mujeres pueden hacer lo que un hombre puede hacer, pueden vestirse de la forma que quieran y ser quienes quieran ser. Así que ¿por qué no ser una mujer? y ser un modelo a seguir para otras mujeres que luchan por lo difícil que es ser mujer en este mundo de hoy misógino.

Después de un poco de silencio le hice una pregunta simple, ¿qué significa para ti ser una chica? ¿qué significa para ti ser "hembra"?


¿Preparados para la respuesta? ... yo también lo estaba, pero no logré una. Todo lo que logré fue:


Hija: No me siento como una mujer.

Madre: ¿cómo no te puedes sentir como algo si ni siquiera puedes definirlo? ¿qué significa para ti ser una mujer?

Hija: No me siento como una mujer, me siento no binaria.

Madre: vale, eso está bien, pero no te estoy preguntando sobre tus sentimientos, ¿cuál es la definición de mujer para ti?

Hija: No me siento como una mujer.

Para entonces ya llegábamos tarde a la peluquería, así que era el momento de salir del coche. Mi hija empezó a llorar. No podía entender cómo se sentía sobre su interacción. Pero podía saber que estaba disgustada.


El corte de pelo duró 2 horas y media, y dejó el lugar sonriendo y feliz con su nuevo corte de pelo.


No hablamos del tema de vuelta a casa, solo hablamos del corte de pelo y del peluquero, de cosas de ese estilo. Cuando llegamos a casa estaba cariñosa conmigo de una forma inusual. En vez de esconderse en su habitación, no paraba de venir donde yo estaba y decirme que estaba aburrida, que qué podría hacer y pasaba el rato conmigo. Estaba de buen humor. A la hora de la cena dijo algo sobre que su dieta no era muy saludable últimamente.


Yo había tenido un embarazo de alto riesgo y le había dejado que se las arreglase ella sola durante unas cuantas comidas. Me siento culpable por ello, pero no hay mucho que pueda hacer cuando estoy constantemente en el hospital.


De todas formas, estuve de acuerdo con ella y dije algo como que necesitábamos encarar su salud mental con comida sana y ejercicio, tal como hacíamos antes de quedarme embarazada y que, seguramente, le ayudaría a sentirse mejor. Ella sonrío y estuvo de acuerdo.


Me encantaría meterme dentro de su cerebro y ver qué tipo de impresión le había dejado con mi voz chillona.


Me encantaría saber qué estaba pensando. Me encantaría que me hubiera respondido a mi pregunta, ¿qué significa ser una mujer? Pero el hecho de que no pudiera contestar a esa pregunta me probó incluso aún más, que no tiene ni idea, de que realmente no sabe cómo se siente sobre su género, que esto es 100% motivado externamente. Y esto ya lo sabía, pero da miedo ver a tu hija meramente aceptando este lavado de cerebro.

152 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo