top of page

ALEMANIA: TRASTORNOS DE IDENTIDAD DE GÉNERO EN JÓVENES: PREVALENCIA Y TENDENCIAS 2013-2022

Esta es la traducción del informe original en alemán: PINCHA AQUI


Un análisis de datos rutinarios a escala nacional

 

Aunque la atención social y científica a los trastornos de identidad de género (término según la CIE-10, CIE-11: incongruencia de género) ha aumentado significativamente en el pasado reciente, especialmente en el contexto del transexualismo en adolescentes (1), apenas existen datos cuantitativos sobre este tema en Alemania hasta la fecha.


Por lo tanto, el objetivo de este estudio era recopilar datos iniciales sobre las tendencias en la frecuencia de los trastornos de identidad de género diagnosticados, la estabilidad de estos diagnósticos a lo largo del tiempo y las comorbilidades psiquiátricas.

 

 

Método

El Instituto Central de Asistencia Médica del Seguro de Enfermedad Obligatorio de Alemania analizó los datos de facturación a nivel nacional de las Asociaciones de Médicos del Seguro de Enfermedad Obligatorio de Alemania según el artículo 295 del SGB V.


Para los asegurados de entre 5 y 24 años de los años naturales 2013-2022 (aproximadamente 13,4-14,0 millones de asegurados), las prevalencias del diagnóstico psiquiátrico CIE-10 F64 "Trastorno de identidad de género" (Transexualismo [F64. 0], travestismo con retención de ambos roles de género [F64.1], trastorno de identidad de género de la infancia [F64.2], otros trastornos de identidad de género [F64.8], trastorno de identidad de género, no especificado [F64.9]) y estratificadas por edad y género (masculino/femenino).


Como parte de un análisis de sensibilidad, se tuvieron en cuenta los "Trastornos mentales y del comportamiento relacionados con el desarrollo y la orientación sexual" (F66).


Además, con un diagnóstico F64 confirmado (M1Q), las comorbilidades psiquiátricas más comunes (según [2]) se estratificaron por sexo en el corte transversal para 2022 y se analizó la persistencia de este diagnóstico hasta 2022 para todos los jóvenes de 5 a 24 años en el año natural 2017 (cohorte longitudinal).

 

Resultados


En el periodo 2013-2022, la prevalencia de diagnósticos F64 codificados como confirmados aumentó de 22,5/100 000 asegurados de 5 a 24 años a 175,7/100 000 (M1Q) y de 15,2/100 000 a 132,6/100 000 (M2Q). La frecuencia del diagnóstico F64.0 se mantuvo bastante constante entre el 70,2 % y el 78,5 %. Al mismo tiempo, la prevalencia de los diagnósticos F66 descendió de 216,7/100.000 a 73,7/100.000 (M1Q) y de 37/100.000 a 19,4/100.000 (M2Q) respectivamente. Un análisis conjunto de ambos diagnósticos (F64/F66) muestra un aumento significativo de la prevalencia cuando se utiliza el criterio M2Q. Ésta pasa de 51,9/100.000 a 149,8/100.000, mientras que apenas se observan cambios en el caso del M1Q (véase la Figura 1).


Prevalencia de diagnósticos ambulatorios F64 y F66 codificados como confirmados en al menos un trimestre (M1Q) o al menos dos trimestres (M2Q) por 1 año natural en asegurados estatutarios de 5 a 24 años en el periodo 2013-2022 (los asegurados con un diagnóstico correspondiente pueden considerarse en varios años naturales).


En casi todos los años, la mayor prevalencia de diagnósticos de F64 (M1Q) se encontró en el grupo de edad de mujeres adolescentes de 15 a 19 años (2022: 452,6/100.000, Figura 2). Este hallazgo también fue evidente para F66 (2022: 191,5/100.000).

En casi todos los años, la mayor prevalencia de diagnósticos de F64 (M1Q) se encontró en el grupo de edad de mujeres adolescentes de 15 a 19 años

En el 72,4 % de las personas con un diagnóstico F64 en 2022 (n=24624), se codificó al menos otro diagnóstico psiquiátrico (hombres: 67,3 %, mujeres: 75,6 %). Los más frecuentes fueron trastornos depresivos (hombres: 49,3 %, mujeres: 57,5 %), trastornos de ansiedad (23,5 %/34,0 %), trastornos de personalidad emocionalmente inestable de tipo límite (12,1 %/17,6 %), trastornos por déficit de atención/hiperactividad (12,7 %/12,6 %).

En el 72,4 % de las personas se codificó al menos otro diagnóstico psiquiátrico (hombres: 67,3 %, mujeres: 75,6 %).
Los más frecuentes fueron trastornos depresivos (hombres: 49,3 %, mujeres: 57,5 %), trastornos de ansiedad (23,5 %/34,0 %), trastornos de personalidad emocionalmente inestable de tipo límite (12,1 %/17,6 %), trastornos por déficit de atención/hiperactividad (12,7 %/12,6 %).

En la cohorte longitudinal (n=7885, 47,1% de 20 a 24 años, 37,7% varones), sólo el 36,4% seguía teniendo un diagnóstico confirmado de F64 después de cinco años, con una persistencia del diagnóstico < 50% en todos los grupos de edad (27,3% [mujeres de 15 a 19 años] a 49,7% [varones de 20 a 24 años]).

 En la cohorte longitudinal (n=7885, 47,1% de 20 a 24 años, 37,7% varones), sólo el 36,4% seguía teniendo un diagnóstico confirmado de F64 después de cinco años, con una persistencia del diagnóstico < 50% en todos los grupos de edad (27,3% [mujeres de 15 a 19 años] a 49,7% [varones de 20 a 24 años]).

Discusión


Este trabajo encontró un aumento de 8 veces en la prevalencia de diagnósticos de F64 durante un período de 10 años en personas aseguradas de 5 a 24 años.

Este trabajo encontró un aumento de 8 veces en la prevalencia de diagnósticos de F64 durante un período de 10 años en personas aseguradas de 5 a 24 años

Prevalencia de diagnósticos ambulatorios F64 codificados como confirmados en al menos un trimestre (M1Q) por año natural en asegurados estatutarios de 5 a 24 años en el periodo 2013-2022, por sexo y grupo de edad

J., años; M, hombre; W, mujer


Un estudio de datos secundarios estadounidense encontró un aumento de 2,8 veces en el diagnóstico de "disforia de género" para el período 17-2021, lo que corresponde a un aumento de alrededor de 30/100000 a 83/100000 (www.reuters.com/investigates/ special-report/usa-transyouth-data/).


Un estudio internacional de datos de registro (TriNetX, 80 % de datos estadounidenses, 2017-2021) informó de un aumento de los diagnósticos de F64 de 47/100000 a 479/100 000 en jóvenes de 16 años (3). Por tanto, nuestros resultados se sitúan entre los resultados de ambos estudios.


La distribución por sexos de los diagnósticos de F64 hallados en nuestro estudio (niño prepuberal, niña a partir de la pubertad, adaptación en la edad adulta joven) es en gran medida similar a los resultados de Sun et al. (3). Los picos de edad (15-19 años para las mujeres, 20-24 años para los hombres) también fueron coherentes. El descenso de los diagnósticos F66 (M2Q) en el periodo estudiado puede explicarse mejor por el hecho de que éstos se asignaron con menor frecuencia en favor de los diagnósticos F64.


Basándonos en nuestros datos, no es posible extraer conclusiones sobre las posibles causas del aumento de la frecuencia de los diagnósticos de F64 (por ejemplo, aumento real de la prevalencia, mayor concienciación, disminución de la estigmatización, mejora de la situación asistencial, contagio social, sobrediagnóstico).


En cuanto a las comorbilidades psiquiátricas, nuestros resultados concuerdan con la literatura, al menos para los trastornos depresivos (4). La persistencia diagnóstica de menos del 50% en todos los grupos de edad en el seguimiento de 5 años se corresponde con la literatura y refleja presumiblemente la fluidez del concepto de "identidad de género" en la infancia y la adolescencia (5), pero también puede interpretarse como una indicación de la necesidad de un procedimiento diagnóstico exhaustivo y estandarizado (www.cass.independent-review.uk/publications/final-report).

La persistencia diagnóstica de menos del 50% en todos los grupos de edad en el seguimiento de 5 años se corresponde con la literatura y refleja presumiblemente la fluidez del concepto de "identidad de género" en la infancia y la adolescencia (5), pero también puede interpretarse como una indicación de la necesidad de un procedimiento diagnóstico exhaustivo y estandarizado (www.cass.independent-review.uk/publications/final-report).

Los puntos fuertes de este estudio residen en la recopilación completa de datos de facturación ambulatoria de todos los asegurados estatutarios y el largo periodo de observación. Los análisis de sensibilidad confirman la solidez de las tendencias para los diagnósticos F64; incluso cuando se utiliza el criterio M1Q, se puede suponer una subestimación de la prevalencia debido a la falta de datos de los ambulatorios psiquiátricos. Un factor limitante es la ligera imprecisión en la información sobre el sexo (en 2022 para alrededor del 0,3% de los asegurados: "desconocido"/"indeterminado"/"diverso"). Además, no se pudo comprobar la validez clínica de los diagnósticos codificados, por lo que se analizó el grupo de diagnóstico "amplio" F64/F66.

Los puntos fuertes de este estudio residen en la recopilación completa de datos de facturación ambulatoria de todos los asegurados estatutarios y el largo periodo de observación

Es necesario seguir investigando las causas de la escasa persistencia del diagnóstico y del aumento de prevalencia observado. Mientras tanto, la estabilidad del diagnóstico y la alta prevalencia de trastornos mentales acompañantes deben tenerse en cuenta a la hora de recomendar el inicio de la terapia de reasignación de sexo en la adolescencia.

 

Christian J. Bachmann, Yulia Golub, Jakob Holstiege, Falk Hoffmann

Departamento de Psiquiatría/Psicoterapia Infantil y Adolescente, Hospital Universitario de Ulm y Sección de Investigación en Salud Pública Infantil, Departamento de Psiquiatría Infantil y Adolescente, Psicoterapia y Psicosomática, Centro de Medicina Psicosocial, Centro Médico Universitario de Hamburgo-Eppendorf (Bachmann) christian.bachmann@uniklinik-ulm.de

 


Grafica 2

Prevalencia de diagnósticos ambulatorios F64 codificados como confirmados en al menos un trimestre (M1Q) por año natural en asegurados estatutarios de 5 a 24 años en el periodo 2013-2022, por sexo y grupo de edad

J., años; M, hombre; W, mujer

 

131 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page